TAMBIÉN CONOCIDO COMO

Ac IgM-VHA, Ac IgG-VHA, Ac Total VHA, Anticuerpos (IgG, IgM) frente al virus de la Hepatitis A

Esta prueba se utiliza como ayuda al diagnóstico de una infección hepática producida por el virus de la hepatitis A (VHA). Existen diversas causas de hepatitis que cursan todas ellas con síntomas similares; esta prueba se emplea para saber si los signos y síntomas son atribuibles al VHA.

Existen dos variantes de este análisis, y ambas detectan dos tipos distintos de anticuerpos frente al VHA.

  • Los anticuerpos de la hepatitis A de tipo IgM son los primeros anticuerpos producidos por el organismo cuando éste se expone al VHA. Esta prueba se utiliza para la detección precoz de la infección y puede permitir diagnosticar la infección en una persona con signos y síntomas de hepatitis aguda
  • Los anticuerpos de tipo IgG aparecen más tarde y permanecen durante varios años, normalmente durante toda la vida, proporcionando protección frente a una nueva infección por el mismo virus. Los anticuerpos de tipo IgG permiten identificar infecciones antiguas y pueden eventualmente ser útiles para saber si un individuo ha desarrollado inmunidad a partir de una infección anterior; en estos casos la vacuna ya no es necesaria.
  • La prueba que analiza los anticuerpos totales (de tipo IgM y de tipo IgG) permite detectar tanto una infección actual como una previa. Esta prueba también podrá ser positiva después de recibir la vacuna contra la hepatitis A y por este motivo, aunque no es lo más habitual ni recomendado, a veces se utiliza para saber si se ha desarrollado inmunidad después de la vacunación. El Committee on Immunization Practices(ACIP) establece que las pruebas post-vacunación no son necesarias debido a la elevada tasa de respuesta a la vacunación tanto en adultos como en niños.

Ante la sospecha de una hepatitis aguda, también son útiles otras pruebas como bilirrubina, ALT, AST y perfil hepático.

¿Cuando hacerse el Análisis?

Para diagnosticar la causa de una hepatitis aguda, normalmente formando parte de un perfil asociado a hepatitis, para identificar el tipus de virus de la hepatitis que está causando la infección; a veces, para evaluar la necesidad de vacunar frente a la hepatitis A.

¿QÚE ES?

La hepatitis A es una infección del hígado altamente contagiosa causada por el virus de la hepatitis A (VHA). Constituye una de las múltiples causas de hepatitis, condición caracterizada por inflamación y aumento del tamaño del hígado. Esta prueba detecta en sangre un tipo de anticuerpos que el sistema inmune del organismo produce en respuesta a la infección por el VHA.

La hepatitis A constituye uno de los cinco tipos de hepatitis víricas identificadas hasta la actualidad, siendo las otras las hepatitis B, C, D y E. A pesar de que la hepatitis A puede ocasionar una hepatitis aguda y grave que suele durar uno o dos meses, a diferencia de otros tipos de hepatitis no evoluciona hacia una forma crónica.

Normalmente, la hepatitis A se disemina de persona a persona por contaminación fecal o por haber ingerido agua o comida contaminadas por heces de otra persona infectada. Entre los factores de riesgo para contraer la hepatitis A se incluyen el contacto íntimo con una persona infectada por el virus, los viajes internacionales, el contacto con niños que acuden a guarderías o que acaban de llegar de otros países en adopción, la existencia de un brote epidémico, las relaciones homosexuales entre varones y el consumo de drogas de abuso.

Si bien existen diversas causas de hepatitis, los signos y los síntomas suelen ser similares. En una hepatitis, el hígado está lesionado y pierde la capacidad de funcionar normalmente. No puede procesar toxinas ni productos de degradación como la bilirrubina para eliminarlos del organismo. En el curso de la enfermedad, los niveles de bilirrubina y de enzimas hepáticos pueden aumentar en sangre. Un aumento de bilirrubina o de enzimas hepáticos puede indicar al médico que existe una hepatitis pero estas pruebas no permiten identificar la causa de la enfermedad. Para esta finalidad, las pruebas de anticuerpos frente a los distintos tipos de hepatitis víricas pueden ser de gran utilidad para establecer la causa de la enfermedad.

Se pueden determinar dos tipos de anticuerpos (IgM, IgG) frente al virus de la hepatitis A. Ante una exposición al virus de la hepatitis A (VHA), el organismo produce en primer lugar anticuerpos IgM frente al VHA. Estos anticuerpos aparecen a las 2-3 semanas de la exposición, se pueden detectar incluso antes de la aparición de la sintomatología y suelen mantenerse entre 3 y 6 meses. Los anticuerpos de tipo IgG se producen unas dos semanas más tarde que los de tipo IgM y se mantienen durante toda la vida del individuo.

  • Como los anticuerpos IgM aparecen pronto en el curso de la infección, el hecho de detectar anticuerpos IgM frente al VHA permite establecer el diagnóstico de infección actual o reciente por el VHA
  • Los anticuerpos de tipo IgG son útiles para saber si la infección ya se había producido anteriormente y si se presenta inmunidad frente a la enfermedad
  • Existe una prueba combinada en la que se detectan ambos tipos de anticuerpos frente al VHA, IgG e IgM, y por lo tanto útil para identificar la existencia de infecciones actuales o previas

Se dispone de una vacuna que permite prevenir la hepatitis A. Desde la introducción en el año 1995 de la vacunación frente al virus de la hepatitis A, el número de casos de esta enfermedad ha disminuido drásticamente.

¿CUÁNDO DE SOLICITA?

El análisis para detectar la presencia de los anticuerpos IgM frente a la hepatitis A se realiza cuando se presentan signos o síntomas agudos como:

  • Fiebre
  • Fatiga
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas, vómitos, dolor abdominal
  • Orina oscura y/o heces descoloridas
  • Dolor articular
  • Ictericia

En algunas personas y particularmente en jóvenes, es posible que no se presenten síntomas. Los niños infectados por el VHA suelen presentar síntomas muy leves como fiebre y diarrea, que a menudo se atribuyen a una gripe.

Es posible que a una persona se le realice esta prueba cuando se considera probable que haya quedado expuesta al VHA, independientemente de si presenta sintomatología o no.

¿QUÉ SIGNIFICA EL RESULTADO DE LA PRUEBA?

La prueba de detección de anticuerpos totales de tipo IgG e IgM detecta ambos tipos de anticuerpos pero no puede distinguirlos.

Si los anticuerpos totales o los de tipo IgG son positivos y el individuo no se ha vacunado, se puede afirmar que en algún momento ha contraído la infección por el VHA (a pesar de que no lo sepa). Se estima que aproximadamente un 30% de adultos mayores de 40 años presenta anticuerpos frente al VHA.

¿Se puede tener contacto con el virus sin saberlo?

El virus se encuentra en heces (materia fecal) de la persona infectada y se suele transmitir a otra persona a través de agua o comida contaminada. Puede ser que se haya comido frutas o verduras frescas manipuladas por una persona infectada que no se lavó adecuadamente las manos, o también puede haberse comido marisco crudo o poco cocinado procedente de aguas contaminadas. Se puede contraer la infección por mantener contactos sexuales con una persona infectada aunque esté asintomática.

¿Durante cuánto tiempo puede ser contagiosa una persona que tiene la hepatitis A?

Se puede contagiar la enfermedad a otras personas desde unas 3 semanas antes de la aparición de síntomas, como ictericia. Los síntomas suelen aparecer a las cuatro semanas, aunque pueden hacerlo en cualquier momento entre las semanas 2 y 6 después de la infección. Posteriormente, una vez ha desaparecido la ictericia, se puede seguir siendo contagioso aunque en menor grado durante unas semanas.

¿Cómo se trata la hepatitis A?

No existe un tratamiento específico de la hepatitis A. Las formas leves de la enfermedad suelen resolverse por sí mismas sin dejar secuelas. El tratamiento suele ser de soporte, asegurando un aporte de fluidos y de nutrientes correctos a lo largo del día y en pequeñas cantidades. En algunos casos muy raros puede desarrollarse una hepatitis fulminante, que causa insuficiencia hepática y requiere hospitalización por su gravedad. La hepatitis A suele ser más grave en ancianos y en personas con enfermedad hepática crónica.

¿Existe algún modo de prevenir esta enfermedad?

Sí. Se dispone de una vacuna. Ésta se recomienda a los niños al año de edad y también a niños y adolescentes entre los 2 y los 18 años, si no la recibieron previamente. También se recomienda a personas con riesgo elevado de exposición al virus, como:

Personas que viajan a países con tasas elevadas de hepatitis A

Consumidores de drogas de abuso

Varones homosexuales

La vacuna también se recomienda a personas con riesgo de complicaciones en caso de contraer la infección, como personas con enfermedad hepática crónica y con otras causas de enfermedad hepática.

Si se sabe que se ha estado expuesto al virus de la hepatitis A, es probable que se administre la vacuna para prevenir la enfermedad.

La hepatitis A puede prevenirse con hábitos higiénicos correctos, que incluyen lavarse las manos después de acudir al baño, después de cambiar pañales y antes de comer o de preparar cualquier tipo de alimento.

Hepatitis A (HAV) Anticuerpo, IgM
Si ayuno

¿POR QUÉ HACERSE EL ANÁLISIS?

Esta prueba se utiliza como ayuda al diagnóstico de una infección hepática producida por el virus de la hepatitis A (VHA). Existen diversas causas de hepatitis que cursan todas ellas con síntomas similares; esta prueba se emplea para saber si los signos y síntomas son atribuibles al VHA.

Existen dos variantes de este análisis, y ambas detectan dos tipos distintos de anticuerpos frente al VHA.

Ante la sospecha de una hepatitis aguda, también son útiles otras pruebas como bilirrubina, ALT, AST y perfil hepático.

¿Estas buscando otra prueba?

Si ya tienes claro que tipo de pruebas te han pedido, sólo tienes que buscar en nuestro listado de pruebas, donde te indicamos la prueba y su precio para que lo tengas todo claro desde el principio. Si no la encuentras contacta con nosotros, seguro que la tenemos.

LISTADO

¿Como realizo mi pedido?

Elige tu prueba

Elige la prueba

Sólo tienes que elegir cualquier tipo de panel o escogerte las pruebas que necesites para tu análisis y seguir la compra en el carrito.

Registrate en la web

Registrate en la web

Rellena el formulario con tus datos para que tengas la plataforma donde podrás consultar todas tus analíticas.

Consulta tus resultados

Consulta tus resultados

Desde tu área de cliente podrás consultar todos tus análisis y seguir así tu historial.

¿Quieres que te llamemos?