TAMBIÉN CONOCIDO COMO

Hormona luteinizante, Lutropina, hormona estimuladora de las células intersticiales (ICSH)

Para evaluar aspectos relacionados con  la fertilidad, con la función de los órganos reproductores (ovarios, testículos) o con la función hipofisaria; para detectar la liberación del óvulo desde el ovario (ovulación).

En niños se realiza para detectar una pubertad precoz o tardía.

¿Cuando hacerse el Análisis?

En mujeres, cuando existen dificultades para quedarse embarazada o alteraciones del ritmo menstrual; cuando se pretende realizar un control de la ovulación.

En varones, cuando la pareja no consigue quedarse embarazada; también cuando existe una disminución del número de espermatozoides, si se tiene poca masa muscular o disminución del deseo sexual.

También está indicado cuando el médico cree que puede existir una enfermedad hipofisaria o hipotalámica.

También puede ser útil en niños con pubertad tardía o precoz.

¿QÚE ES?

La hormona luteinizante (LH) es una hormona vinculada con la reproducción y con la estimulación de la liberación del óvulo desde el ovario en las mujeres y con la producción de testosterona en varones. Con esta prueba se miden los niveles de LH en sangre.

La LH se sintetiza en la hipófisis o glándula hipofisaria. La hipófisis es un órgano del tamaño de una uva, localizado en la base del cerebro. El control de su síntesis depende de un complejo sistema hormonal en el que intervienen el hipotálamo, la hipófisis y las hormonas producidas por las gónadas (ovarios y testículos).

Antes de la menopausia, se producen aumentos y disminuciones secuenciales específicas de varias hormonas durante cada ciclo menstrual. Durante el ciclo menstrual, la LH estimula la ovulación y la producción de otras hormonas como estradiol y progesterona.

El ciclo menstrual se divide en dos fases, la folicular y la luteínica; cada una de estas fases dura aproximadamente unos 14 días. Hacia el final de la fase folicular, se produce un pico de FSH y LH. La liberación del óvulo por el ovario (ovulación) ocurre justo después de este pico hormonal.

Durante la fase luteínica, la cavidad donde se localizaba el folículo ovárico se transforma en el cuerpo lúteo. La secreción de LH estimula la producción de progesterona por parte del cuerpo lúteo. A la vez que aumentan las concentraciones de estradiol y progesterona, se produce una disminución de las concentraciones de LH y FSH. Si no se produce fecundación del óvulo, las concentracions de estradiol y progesterona disminuyen; empieza la menstruación y al finalizar la misma, el ciclo se vuelve a iniciar.

Cuando se alcanza la menopausia, los ovarios dejan de funcionar; simultáneamente los niveles de FSH y LH aumentan.

En varones, la LH estimula las células de Leydig; éstas son las encargadas de producir testosterona en los testículos. Los niveles de LH son relativamente constantes en varones una vez alcanzada la pubertad. Unas concentraciones elevadas de testosterona suponen una retroalimentación negativa sobre la hipófisis y el hipotálamo, y con ello se consigue que disminuya la secreción de LH.

En niños, los niveles de LH aumentan de manera muy breve poco después de nacer, y posteriormente (6 meses en los niños y entre 1-2 años en las niñas) disminuyen hasta alcanzar concentraciones prácticamente indetectables. Alrededor de los 6-8 años de edad, los niveles de LH vuelven a aumentar (antes de la pubertad y del desarrollo de los caracteres sexuales secundarios).

¿CUÁNDO DE SOLICITA?

En adultos, la LH y la FSH se solicitan:

  • Si una mujer presenta dificultades para quedarse embarazada o ante irregularidades (o ausencia) del ciclo menstrual
  • Si los ciclos menstruales empiezan a ser irregulares y se cree que la mujer ha alcanzado la menopausia
  • En varones, cuando su pareja no consigue quedarse embarazada, cuando los niveles de testosterona están disminuidos, o cuando la masa muscular es escasa o existe poco deseo sexual
  • Cuando se sospecha algún trastorno hipofisario. Un trastorno hipofisario puede repercutir sobre la producción de muchas otras hormonas, y por lo tanto pueden aparecer signos y síntomas distintos de los citados anteriormente; entre ellos se incluyen fatiga, debilidad y pérdida de peso sin causa aparente, por citar algunos.

Durante la infancia y la adolescencia, la FSH y la LH pueden solicitarse cuando la pubertad no se presenta a la edad adecuada (ya sea precozmente o tardíamente). Los signos de pubertad son:

  • Aumento del tamaño de los pechos en las niñas
  • Crecimiento del vello púbico
  • Aumento del tamaño de los genitales en los niños
  • Inicio de la menstruación en las niñas

¿QUÉ SIGNIFICA EL RESULTADO DE LA PRUEBA?

En mujeres

La LH y FSH pueden ayudar a diferenciar entre un fallo ovárico primario (mala función de los ovarios o alteración de su desarrollo) y secundario (fallo de los ovarios por una alteración hipotálamo-hipofisaria).

Aumentos de LH y FSH son indicativos de un fallo ovárico primario. Entre las causas del fallo ovárico primario destacan:

Alteraciones del desarrollo:

  • Agenesia ovárica (los ovarios no se han desarrollado)
  • Alteraciones cromosómicas como el síndrome de Turner
  • Alteraciones de la síntesis de hormonas esteroideas en el ovario, por ejemplo por déficit de 17-alfa hidroxilasa

Fallos ováricos precoces debidos a:

  • Irradiación
  • Quimioterapia
  • Enfermedades autoinmunes

Anovulación crónica (fallo en la ovulación) debida a:

  • Síndrome del ovario poliquístico(SOP)
  • Enfermedades suprarrenales
  • Enfermedades tiroideas
  • Tumores o cáncer de ovario

En mujeres que desean quedarse embarazadas pueden realizarse múltiples medidas de LH para detectar el momento de la ovulación (pico de LH).

Cuando una mujer alcanza la menopausia y sus ovarios dejan de funcionar, la LH aumenta.

Niveles bajos de FSH y LH indican un fallo ovárico secundario debido a enfermedad hipofisaria o hipotalámica. Si desea más información, refiérase a trastornos hipofisarios.

En varones

Aumentos de LH indican un fallo testicular primario, que puede ser debido a defectos en el desarrollo testicular o a traumatismos testiculares, como se lista a continuación.

Alteraciones del desarrollo:

  • Agenesia gonadal (fallo en el desarrollo de los testículos)
  • Alteraciones cromosómicas como el síndrome de Klinefelter

Insuficiencias testiculares:

  • Infecciones víricas (paperas)
  • Traumatismos
  • Irradiación
  • Quimioterapia
  • Enfermedades autoinmunes  
  • Tumor de células germinales

Concentraciones bajas de LH son sugerentes de una insuficiencia testicular secundaria e indican alteraciones hipotalámicas o hipofisarias. Si desea más información, refiérase a trastornos hipofisarios.

Tanto en mujeres como en varones

El resultado de la prueba de la GnRH permite diferenciar entre una disfunción secundaria (insuficiencia hipofisaria) y terciaria (insuficiencia hipotalámica). Una vez se ha medido la concentración basal de LH, se administra una inyección de GnRH. Si se produce un aumento del nivel de LH, el resultado es indicativo de que la hipófisis responde a la GnRH; en tal caso debe sospecharse de algún trastorno que afecte al hipotálamo. Si los niveles de LH no aumentan después de la administración de GnRH, el resultado es indicativo de que la hipófisis no responde al estímulo, sugiriendo un trastorno hipofisario.

En niños

Encontrar LH y FSH elevadas, junto con unos caracteres sexuales secundarios, a una edad demasiado temprana deben hacer pensar en una pubertad precoz; esto es mucho más frecuente en niñas que en niños. Este desarrollo prematuro suele estar relacionado con problemas del sistema nervioso central y puede ser atribuible a distintas causas. Algunas de estas causas incluyen:

  • Tumores del sistema nervioso central
  • Traumatismos cerebrales
  • Inflamación del sistema nervioso central (meningitis, encefalitis)
  • Intervenciones quirúrgicas en el cerebro

La presencia de LH y FSH normales en niños o niñas que ya presentan algunos cambios puberales indican una forma benigna de pubertad precoz (pseudopubertad). Los signos y síntomas suelen deberse a aumentos de la concentración de estrógenos o de testosterona. Podría ser debido a:

  • Tumores secretores de hormonas
  • Tumores adrenales (suprarrenales)
  • Tumores o quistes ováricos
  • Tumores testiculares

En la pubertad tardía, los niveles de LH y FSH pueden ser normales o inferiores a los esperados para un rango de edades determinado. Entre las causas de pubertad tardía se encuentran:

  • Disfunción ovárica o testicular
  • Déficit hormonal
  • Síndrome de Turner
  • Síndrome de Klinefelter
  • Infecciones crónicas
  • Cáncer
  • Alteraciones alimentarias como la anorexia nerviosa

¿Qué pruebas pueden realizarse si existen dificultades para quedarse embarazada?
Las pruebas básicas en el estudio de la infertilidad a menudo incluyen LH y FSH. También se puede medir la temperatura corporal, que suele aumentar ligeramente durante la ovulación. Otras pruebas para el estudio de la infertilidad incluyen la determinación de otras hormonas, así como estudios postcoitales. Se puede pedir una histerosalpingografía (imagen de las trompas de Falopio) si se sospecha que puedan estar obstruidas. Es posible que se tenga que realizar un estudio del semen en el varón.

¿La determinación de la LH permite conocer si se ha poducido la ovulación?
A menudo la LH se emplea para predecir la ovulación (se detecta el pico preovulatorio). Sin embargo, la detección del pico no permite confirmar definitivamente que se ha producido la ovulación.

¿Por qué necesita un hombre realizarse pruebas para deteminar hormonas femeninas?

Los hombres también producen LH y FSH y éstas son importantes en la reproducción. La FSH estimula la producción de esperma en los testículos, igual que en las mujeres estimula la producción de óvulos en los ovarios. Si la testosterona es baja, puede ser útil medir los niveles de LH en el varón.

Luteinizante, Hormona (LH)
Si ayuno

¿POR QUÉ HACERSE EL ANÁLISIS?

Para evaluar aspectos relacionados con  la fertilidad, con la función de los órganos reproductores (ovarios, testículos) o con la función hipofisaria; para detectar la liberación del óvulo desde el ovario (ovulación).

En niños se realiza para detectar una pubertad precoz o tardía.

¿Estas buscando otra prueba?

Si ya tienes claro que tipo de pruebas te han pedido, sólo tienes que buscar en nuestro listado de pruebas, donde te indicamos la prueba y su precio para que lo tengas todo claro desde el principio. Si no la encuentras contacta con nosotros, seguro que la tenemos.

LISTADO

¿Como realizo mi pedido?

Elige tu prueba

Elige la prueba

Sólo tienes que elegir cualquier tipo de panel o escogerte las pruebas que necesites para tu análisis y seguir la compra en el carrito.

Registrate en la web

Registrate en la web

Rellena el formulario con tus datos para que tengas la plataforma donde podrás consultar todas tus analíticas.

Consulta tus resultados

Consulta tus resultados

Desde tu área de cliente podrás consultar todos tus análisis y seguir así tu historial.

¿Quieres que te llamemos?