TAMBIÉN CONOCIDO COMO

Mioglobina en orina, mioglobina en sangre

Para saber si existe lesión muscular; para diagnosticar trastornos en los que puede existir lesión muscular; en orina, para detectar niveles elevados que podrían ser la causa de una insuficiencia renal en lesiones musculares muy extensas; a veces, para averiguar si se ha producido un infarto agudo de miocardio, a pesar de que la prueba de elección en este caso es la troponina.

¿Cuando hacerse el Análisis?

Cuando existe debilidad muscular, dolores musculares y/o emisión de orina oscura y se sospecha que pueda existir una lesión de tipo muscular; cuando se ha producido un traumatismo muy importante que afecta a uno o varios músculos.

¿QÚE ES?

La mioglobina es una proteína pequeña capaz de transportar oxígeno, que se encuentra en el músculo cardíaco y en otros músculos. La mioglobina atrapa el oxígeno en el interior de las células musculares para que éstas produzcan la energía suficiente para la contracción muscular. Cuando se produce una lesión en el músculo esquelético o en el corazón (músculo cardíaco), la mioglobina se libera hacia la sangre. Los niveles de mioglobina ya aumentan al cabo de pocas horas después de una lesión y pueden por lo tanto medirse.

La mioglobina se filtra a nivel renal y se libera posteriormente por la orina. La mioglobina resulta tóxica para el riñón cuando se libera en cantidades importantes hacia la sangre. Esto puede acontecer después de un traumatisomo grave o de lesiones musculares importantes; en estos casos, la mioglobina puede ocasionar una lesión renal que incluso puede llevar a una insuficiencia renal. La medida de mioglobina en orina permite detectar este tipo de trastorno.

 

¿CUÁNDO DE SOLICITA?

La mioglobina se solicita ante lesiones musculares extensas, por ejemplo a consecuencia de traumatismos o de distrofias musculares.

La mioglobina no se solicita sistemáticamente ante sospecha de infarto agudo de miocardio ya que ha sido ampliamente desplazada por la troponina, que es mucho más específica. En caso de que se solicite, debido a que los niveles de mioglobina empiezan a aumentar a las 2-3 horas del infarto y se mantienen elevados durante unas 12 horas, es tan solo útil en las primeras horas tras el inicio del dolor torácico.

La mioglobina en orina suele solicitarse cuando existe una lesión muscular muy extensa y existe riesgo de que se produzca un fallo renal.

¿QUÉ SIGNIFICA EL RESULTADO DE LA PRUEBA?

Un aumento de la mioglobina en sangre indica que se acaba de producir una lesión del tejido muscular. Puede observarse un incremento de la concentración de mioglobina en las siguientes ocasiones:

  • Accidentes con múltiples traumatismos
  • Convulsiones
  • Intervenciones quirúrgicas
  • Cualquier tipo de enfermedad muscular, como una distrofia muscular
  • Inflamación de grupos musculares (miositis)
  • Infarto agudo de miocardio
  • Un aumento muy marcado de los niveles de mioglobina puede ser consecuendia de una rabdomiolisis.

En orina, los niveles de mioglobina suelen ser muy bajos o indectectables. Niveles elevados de mioglobina en orina indican un elevado riesgo de daño e insuficiencia renal. Deben solicitarse otras pruebas como urea, creatinina, electrolitos y un urianálisis para monitorizar la función renal.

Cuando la mioglobina se emplea con finalidades de marcador cardíaco, un aumento de los niveles en sangre puede indicar la existencia de un infarto de miocardio reciente. No obstante, como la mioglobina también puede proceder de otros músculos distintos al cardíaco, es necesario medir la troponina. Si los niveles de mioglobina no han aumentado una vez han transcurrido 12 horas después de la aparición del dolor torácico, es muy poco probable que se haya producido un infarto agudo de miocardio.

¿En qué consiste una rabdomiolisis?

La rabdomiolisis consiste en la degradación o destrucción rápida e intensa del tejido muscular. Puede sobrevenir aconsecuencia de lesiones musculares graves debidas a causas diversas como:

  • Traumatismos, lesiones por aplastamiento, accidentes de circulación
  • Electrocución
  • Quemaduras extensas y/o graves
  • Formación de coágulos de sangre (trombosis) que bloquean el flujo sanguíneo en órganos y tejidos
  • Exposición a toxinas y sustancias tóxicas como metales pesados, veneno de serpiente o dióxido de carbono
  • Infecciones víricas como VIH o la gripe, o bacterianas como por Streptococcus (más frecuente en niños que en adultos)
  • Trastornos metabólicos o genéticos que cursan con afectación muscular
  • Enfermedades como distrofias musculares o enfermedades subyacentes como diabetes, hipotiroidismo o hipertiroidismo
  • Diversos fármacos

Las complicaciones aparecen a consecuencia de la lesión musuclar, ya que en ese momento las células musculares empiezan a liberar su contenido hacia la sangre. Se sabe que esta liberación masiva del contenido de células musculares produce lesión renal (insuficiencia renal aguda) y coagulación intravascular diseminada (CID). Es posible que cuando la rabdomiolisis se complica se tenga que instaurar un tratamiento por vía intravenosa. También se tiene que realizar un tratamiento de soporte que por otra parte permite proteger a los distintos órganos y tejidos. Por ejemplo, se puede empezar una diálisis para prevenir o limitar la lesión renal.

¿Qué fármacos pueden producir una rabdomiolisis?

Algunos ejemplos son:

  • Drogas de abuso como alcohol, heroína y cocaína
  • Antibióticos (anfotericina B, ampicilina)
  • Antidepresivos
  • Antihistamínicos
  • Aspirina (salicilatos)
  • Corticosteroides
  • Lidocaína
  • Litio
  • Estatinas (se administran para reducir los niveles de colesterol)
  • Teofilina
Mioglobina
Si ayuno

¿POR QUÉ HACERSE EL ANÁLISIS?

Para saber si existe lesión muscular; para diagnosticar trastornos en los que puede existir lesión muscular; en orina, para detectar niveles elevados que podrían ser la causa de una insuficiencia renal en lesiones musculares muy extensas; a veces, para averiguar si se ha producido un infarto agudo de miocardio, a pesar de que la prueba de elección en este caso es la troponina.

¿Estas buscando otra prueba?

Si ya tienes claro que tipo de pruebas te han pedido, sólo tienes que buscar en nuestro listado de pruebas, donde te indicamos la prueba y su precio para que lo tengas todo claro desde el principio. Si no la encuentras contacta con nosotros, seguro que la tenemos.

LISTADO

¿Como realizo mi pedido?

Elige tu prueba

Elige la prueba

Sólo tienes que elegir cualquier tipo de panel o escogerte las pruebas que necesites para tu análisis y seguir la compra en el carrito.

Registrate en la web

Registrate en la web

Rellena el formulario con tus datos para que tengas la plataforma donde podrás consultar todas tus analíticas.

Consulta tus resultados

Consulta tus resultados

Desde tu área de cliente podrás consultar todos tus análisis y seguir así tu historial.

¿Quieres que te llamemos?