TAMBIÉN CONOCIDO COMO

Nuclear, SSB Anticuerpos Antígeno

Para evaluar ciertos trastornos de tipo autoinmune como el lupus eritematoso sistémico (LES) y el síndrome de Sjögreno una artrosis, entre otros.

¿Cuando hacerse el Análisis?

Cuando cabe la posibilidad de estar afectad@ por una enfermedad de tipo autoinmunitario.

¿QÚE ES?

Los autoanticuerpos son un tipo de anticuerpos (proteínas del sistema inmunitario) dirigidos erróneamente contra órganos o tejidos del organismo. El sistema inmunitario de un individuo puede producir uno o varios anticuerpos cuando su organismo fracasa en la distinción entre proteínas propias y proteínas ajenas (no propias).

Normalmente, el sistema inmunitario es capaz de discriminar entre sustancias extrañas (no propias) y sustancias propias de las células de su organismo. El sistema inmunitario genera anticuerpos tan sólo cuando detecta que ha estado expuesto a algún tipo de amenaza exógena (no propia), como bacterias o virus. Cuando por algún motivo, el sistema inmunitario deja de reconocer como propios alguno o varios de los constituyentes normales del organismo, puede crear autoanticuerpos que atacan sus propias células, tejidos y/u órganos, ocasionando signos y síntomas propios de enfermedades autoinmunes.

Algunos autoanticuerpos no están implicados directamente en el daño o lesión tisular sino que forman parte de la respuesta inmune que genera la lesión.. Su presencia en sangre puede indicar la presencia de un trastorno autoinmne. Algunos ejemplos de autoanticuerpos son los que están relacionados con la enfermedad celíaca y los de la diabetes tipo 1.

Las causas de este disfuncionalismo son variadas y no perfectamente conocidas. Aunque no existe una relación directa, se piensa que parte de la producción de autoanticuerpos se debe a una predisposición genética, en combinación con un factor desencadenante de tipo ambiental como una enfermedad vírica o una exposición prolongada a ciertos compuestos químicos tóxicos. Algunas familias presentan una elevada prevalencia de trastornos autoinmunes. No obstante, es posible que individuos de esas familias presenten trastornos autoinmunes distintos, o que no desarrollen nunca ninguna enfermedad autoinmune. Los expertos coinciden en que seguramente existe algún factor de tipo hormonal ya que muchas de las enfermedades autoinmunes causadas por autoanticuerpos son más prevalentes en mujeres en edad fértil.

El tipo de trastorno o enfermedad autoinmune y la magnitud de afectación del organismo dependen del tejido u órgano afectado contra el cual se dirigen los autoanticuerpos.

Los trastornos debidos a autoanticuerpos específicos contra órganos, aquéllos que afectan primariamente a un único órgano, como la glándula tiroides en la enfermedad de Graves y en la tiroiditis de Hashimoto, son a menudo más fáciles de diagnosticar ya que frecuentemente cursan con síntomas relacionados con la función del órgano.

Los trastornos debidos a autoanticuerpos sistémicos pueden resultar mucho más difíciles de diagnosticar. Los signos y síntomas que originan suelen ser inespecíficos. Los afectos pueden presentar: dolor articular de tipo artrítico, fatiga, fiebre, erupciones, síntomas que recuerdan a los de resfriados o alergias, pérdida de peso, y debilidad muscular. Entre las complicaciones que pueden encontrarse asociadas se incluyen las vasculitis (inflamación de los vasos sanguíneos) y anemia. Los signos y síntomas frecuentemente varían de persona a persona, así como con el tiempo; además varían en función del órgano afectado y pueden desaparecer o exacerbarse de manera inesperada. A este hecho hay que añadir la particularidad de que una persona puede desarrollar más de un tipo de autoanticuerpo, o tener más de un trastorno autoinmune. Además, es posible tener un trastorno autoinmune sin niveles detectables de autoanticuerpos. Por todas estas circunstancias puede resultar difícil identificar la causa principal y establecer el diagnóstico.

 

¿CUÁNDO DE SOLICITA?

Las pruebas de detección de autoanticuerpos son de ayuda, junto a otras pruebas como radiografías, tomografías axiales computarizadas y biopsias, para establecer el diagnóstico de enfermedades autoinmunes. En algunas ocasiones se solicitan para evaluar la severidad de la enfermedad, así como para monitorizar las remisiones y exacerbaciones de la misma, y para objetivar la efectividad del tratamiento.

El estudio de autoanticuerpos puede solicitarse cuando el paciente presenta síntomas similares a los de una artritis crónica progresiva o fiebre, fatiga, debilidad muscular y erupciones inexplicables.

Una de las pruebas más frecuentemente solicitadas son los ANA (anticuerpos antinucleares). Los ANA son positivos en una gran variedad de trastornos autoinmunes, entre los cuales el lupus eritematoso sistémico (LES), el síndrome de Sjögren, la artritis reumatoide y la hepatitis autoinmune. A personas con resultado positivo a la prueba de los ANA se les suele solicitar otros autoanticuerpos como por ejemplo los conocidos como antígenos nucleares extraíbles (ENA) o los anti-dsDNA. El patrón de resultados de estos autoanticuerpos ayuda al médico a establecer un diagnóstico.

Los resultados de estas pruebas deben interpretarse minuciosamente y siempre considerando el contexto clínico del individuo en cuestión. Debe tenerse en cuenta que es posible que no se detecten autoanticuerpos a pesar de que exista alguna enfermedad autoinmune. Por este motivo el médico interpreta los resultados obtenidos junto con los signos y síntomas que refiere el individuo.

Autoanticuerpos sistémicos

A continuación se listan algunos de los tipos de autoanticuerpos más frecuentemente utilizados en la evaluación de distintas enfermedades autoinmunes sistémicas. Estas enfermedades originan signos y síntomas asociados a inflamación.

Anticuerpos antinucleares (ANA)

Anticuerpos citoplasmáticos antineutrófilos (ANCA)

Anticuerpos anti-ADN bicatenario o de doble cadena (Anti-dsDNA)

Anticuerpos anticentrómero (ACA)

Anticuerpos antihistona

Anticuerpos antipéptido cíclico citrulinado (CCP)

Anticuerpos frente a antígenos nucleares extraíbles (ENA) - anti-SS-A (Ro), anti-SS-B (La), anti-RNP, anti-Jo-1, anti-SCL-70

Factor Reumatoide (FR)

Autoanticuerpos órgano-específicos

¿QUÉ SIGNIFICA EL RESULTADO DE LA PRUEBA?

Los Autoanticuerpos nucleares pueden ser positivos antes de que la persona desarrolle y presente los signos y síntomas propios de la enfermedad autoinmune, por lo que puede llevar cierto tiempo interpretar el significado que puede tener un resultado  positivo en una persona sin síntomas.

Trastornos asociadas a resultados  positivos

El trastorno más común es el lupus eritematoso sistémico (LES).

LES - Alrededor de un 95% de las personas con LES tiene los autoanticuerpos positivos. Si una persona tiene también síntomas de LES, como artritis, erupción cutánea e hipersensibilidad al sol, es probable que tenga LES. Si es necesario, puede solicitarse otras dos pruebas (autoanticuerpos), los anticuerpos anti-ADN de doble cadena y los anti-SM (a menudo conocidos y solicitados como ENA), con la finalidad de confirmar el diagnóstico de LES.

Otros casos en los que los autoanticuerpos pueden ser positivos incluyen:

  • Lupus inducido por fármacos - son varios los medicamentos que pueden desencadenar este trastorno, en el que se presentan signos y síntomas como en el LES. Si se deja de tomar los fármacos, los síntomas suelen desaparecer. Los fármacos que más frecuentemente se asocian a este tipo de lupus son hidralacina, procainamida, isoniacida y varios anticonvulsivos (antiepilépticos). Como este trastorno se asocia al desarrollo de autoanticuerpos antihistonas, la solicitud de esta prueba podría apoyar el diagnóstico de lupus inducido por fármacos.
  • Síndrome de Sjögren - entre un 40% y 70% de los individuos con este síndrome tiene un resultado positivo a los ANA. Aunque un resultado positivo apoya el diagnóstico, un resultado negativo no descarta esta enfermedad. El médico puede pedir otras dos pruebas (también anticuerpos ANA) que son los Anti-SS-A (Ro) y los Anti-SS-B (La). La frecuencia de autoanticuerpos anti-SS-A en personas con síndrome de Sjögren puede ser cercana al 90%.
  • Esclerodermia (esclerosis sistémica) - entre un 60% y 90% de los individuos con esclerodermia tiene un resultado positivo a los ANA. Otros tipos de ANA permiten distinguir entre las dos formas de esta enfermedad, limitada y difusa. La forma difusa es más grave. La forma limitada se asocia al patrón centrómero de ANA (y a la prueba anticentrómero) mientras que la difusa se asocia a autoanticuerpos anti-Scl-70.

También pueden observarse unos ANA positivos en personas con enfermedad de Raynaud, artritis reumatoide, dermatomiositis o polimiositis, enfermedad mixta del tejido conjuntivo y otras enfermedades autoinmunes. Si desea más información acerca de estas enfermedades, refiérase a Enfermedades Autoinmunes.

¿Por qué se llaman anticuerpos "antinucleares"?

Porque los anticuerpos antinucleares o ANA son autoanticuerpos dirigidos contra ciertas estructuras del núcleo de las células.

¿Es lo mismo LES que lupus?

Existen en la actualidad diferentes formas de lupus. LES (lupus eritematoso sistémico) es la forma más común con la que alguien se refiere el término "lupus". El término sistémico significa que puede afectar casi a cualquier órgano del cuerpo; ésta es la forma más grave de la enfermedad. Existen otras formas de lupus inicialmente limitadas a la piel y cuyos síntomas incluyen erupciones cutáneas de diferentes formas y localizaciones en el cuerpo; así, una erupción de aparición común es la que toma forma de mariposa, y aparece en la cara o zonas cercanas a ella. Si desea más información, refiérase a Lupus.

Nuclear, SSB Anticuerpos Antígeno
Si ayuno

¿POR QUÉ HACERSE EL ANÁLISIS?

Para evaluar ciertos trastornos de tipo autoinmune como el lupus eritematoso sistémico (LES) y el síndrome de Sjögreno una artrosis, entre otros.

¿Estas buscando otra prueba?

Si ya tienes claro que tipo de pruebas te han pedido, sólo tienes que buscar en nuestro listado de pruebas, donde te indicamos la prueba y su precio para que lo tengas todo claro desde el principio. Si no la encuentras contacta con nosotros, seguro que la tenemos.

LISTADO

¿Como realizo mi pedido?

Elige tu prueba

Elige la prueba

Sólo tienes que elegir cualquier tipo de panel o escogerte las pruebas que necesites para tu análisis y seguir la compra en el carrito.

Registrate en la web

Registrate en la web

Rellena el formulario con tus datos para que tengas la plataforma donde podrás consultar todas tus analíticas.

Consulta tus resultados

Consulta tus resultados

Desde tu área de cliente podrás consultar todos tus análisis y seguir así tu historial.

¿Quieres que te llamemos?