TAMBIÉN CONOCIDO COMO

Prueba de antiglobulina directa, Coombs directo

Para conocer si una anemia hemolítica puede ser debida a una enfermedad autoinmune o a fármacos; para investigar una reacción transfusional; para diagnosticar la enfermedad hemolítica en el recién nacido.

¿Cuando hacerse el Análisis?

Si se presentan síntomas sugestivos de una anemia hemolítica; si se ha recibido recientemente una transfusión de sangre y se presentan síntomas de una reacción transfusional; también cuando un recién nacido presenta signos de enfermedad hemolítica del recien nacido.

¿QÚE ES?

La prueba de Coombs directa detecta anticuerpos unidos a los glóbulos rojos de la sangre. Los hematíes o eritrocitos (glóbulos rojos) presentan en su superficie celular unas estructuras conocidas como antígenos. Cada persona tiene un conjunto de antígenos característicos de sus hematíes, determinado por lo que hereda de sus padres. Los antígenos principales de superficie de los hematíes humanos son los antígenos O, A y B, otorgando a los individuos unos grupos sanguíneos característicos: A, B, AB o O, en función de la presencia o ausencia de dichos antígenos. Otro antígeno de superficie importante es el D dentro del grupo Rh de la sangre. Si el antígeno D está presente en los hematíes de una persona, se dice que la persona es Rh+ (positivo); si estuviera ausente sería Rh- (negativo). Si desea más información acerca de estos antígenos, acceda a este enlace.
Los motivos por los que los anticuerpos se unen a los antígenos de los hematíes pueden ser varios:
En enfermedades autoinmunes y algunas otras situaciones - hay personas que producen anticuerpos dirigidos contra sus propios antígenos eritrocitarios (de los hematíes). Estos autoanticuerpos pueden generarse en enfermedades autoinmunes y/o en algunas otras situaciones como linfomas y leucemia linfocítica crónica.
En anemias inducidas por fármacos - algunos fármcacos inducen que anticuerpos ataquen a los antígenos de los hematíes, causando hemólisis incluso en ausencia del fármaco. A veces, los fármacos se fijan a la superficie del hematíe causando anticuerpos que reaccionan frente a los hematíes (es relativamente raro, 1 entre un millón). Los fármacos pueden inducir que los anticuerpos se dirijan tanto hacia los propios fármacos como hacia los hematíes, provocando la destrucción de los hematíes en presencia del fármaco. Esto sucede con ciertos antibióticos como con penicilinas, cefalosporinas y pipercilinas administradas por vía intravenosa.
En incompatibilidades materno-fetales - un bebé puede heredar antígenos paternos que no se encuentran en los hematíes de la madre. Durante el embarazo y en el momento del parto, en el momento en que se va desprendiendo la placenta, cuando algunas células del bebé entran en la circulación materna la madre puede así quedar expuesta a antígenos extraños. Esto puede ocasionar la enfermedad hemolítica del recién nacido, que no suele afectar al primer hijo sino a los siguientes embarazos, en los que los anticuerpos maternos cruzan la placenta y se unen a los hematíes del bebé, hemolizándolos. No obstante, cualquier bebé puede resultar afectado por la enfermedad hemolítica del recién nacido, debido a los anticuerpos frente al sistema ABO.
En una transfusión sanguínea - antes de recibir una transfusión sanguínea, se verifica la compatibilidad ABO y Rh entre el receptor y el donante, para prevenir reacciones transfusionales graves; es importante saber que los anticuerpos del receptor no reaccionen ni destruyan los hematíes del donante. Cuando una persona presenta síntomas de una reacción transfusional después de haber recibido sangre se realiza una prueba de Coombs directa para determinar si los anticuerpos se han unido o no a los hematíes del donante.

¿CUÁNDO DE SOLICITA?

La prueba de Coombs directa se solicita cuando se sospecha la existencia de una anemia hemolítica y se quiere conocer su causa.
También se solicita la prueba en recién nacidos hijos de madres con riesgo o si presentan signos de enfermedad hemolítica del recién nacido, en ausencia de otras causas que expliquen los síntomas, que pueden ser:

  • Palidez
  • Ictericia, con aumento de bilirrubina
  • Aumento del tamaño del hígado o del bazo
  • Hinchazón generalizada
  • Dificultad para respirar

  • También se solicita una prueba de Coombs directa ante signos y síntomas de una reacción transfusional, como:

  • Fiebre, escalofríos
  • Dolor de espalda
  • Sangre en la orina
  • ¿QUÉ SIGNIFICA EL RESULTADO DE LA PRUEBA?

    Si la prueba de Coombs directa resulta positiva es indicativo de que existen anticuerpos unidos a los hematíes. Normalmente, cuanto más intensa sea la reacción (más positiva sea la prueba de Coombs), más cantidad de anticuerpo unido a los hematíes habrá. Esta prueba detecta la presencia de anticuerpos pero no indica sin embargo, el origen o el tipo exacto de anticuerpo. Cabe destacar que un porcentaje pequeño de la población sana presenta también una reacción positiva a la prueba de Coombs directa sin presentar por ello anemia hemolítica.

    ¿Se pueden adquirir los anticuerpos por una donación sanguínea?
    No, no existe riesgo de exponerse a la sangre de ninguna otra persona en el curso de una donación de sangre.
    Una vez existen anticuerpos circulantes frente a hematíes, éstos ya no desaparecen nunca. Si han transcurrido ya muchos años desde la exposición al antígeno, es posible que los niveles de anticuerpos caigan hasta valores indetectables. Sin embargo, si el paciente se expone al antígeno nuevamente, la producción de anticuerpos se pondrá en marcha, atacando los hematíes extraños.

    Coombs Directa
    Ayuno no necesario

    ¿POR QUÉ HACERSE EL ANÁLISIS?

    Para conocer si una anemia hemolítica puede ser debida a una enfermedad autoinmune o a fármacos; para investigar una reacción transfusional; para diagnosticar la enfermedad hemolítica en el recién nacido.

    ¿Estas buscando otra prueba?

    Si ya tienes claro que tipo de pruebas te han pedido, sólo tienes que buscar en nuestro listado de pruebas, donde te indicamos la prueba y su precio para que lo tengas todo claro desde el principio. Si no la encuentras contacta con nosotros, seguro que la tenemos.

    LISTADO

    ¿Como realizo mi pedido?

    Elige tu prueba

    Elige la prueba

    Sólo tienes que elegir cualquier tipo de panel o escogerte las pruebas que necesites para tu análisis y seguir la compra en el carrito.

    Registrate en la web

    Registrate en la web

    Rellena el formulario con tus datos para que tengas la plataforma donde podrás consultar todas tus analíticas.

    Consulta tus resultados

    Consulta tus resultados

    Desde tu área de cliente podrás consultar todos tus análisis y seguir así tu historial.

    ¿Quieres que te llamemos?