TAMBIÉN CONOCIDO COMO

Cortisol libre, cortisol en orina, cortisol en saliva, prueba de supresión con dexametasona, prueba de estimulación con ACTH.

Para facilitar el diagnóstico del síndrome de Cushing o de la insuficiencia adrenal primaria (enfermedad de Addison) o secundaria; para detectar trastornos que afecten a la glándula pituitaria o a las glándulas adrenales.

¿Cuando hacerse el Análisis?

Cuando existe la sospecha de exceso o déficit de producción de cortisol. En casos de stress intenso ya que tiene una alteración seguida del cortisol.

¿QÚE ES?

El cortisol es una hormona que juega un papel fundamental en el metabolismo de proteínas, lípidos e hidratos de carbono. Afecta los niveles de glucosa en sangre y ayuda a mantener la presión arterial y a regular el sistema inmunitario. La mayor parte de cortisol en sangre circula unido a una proteína; tan solo un pequeño porcentaje circula en forma libre y es biológicamente activo. El cortisol libre se excreta por la orina, y también se encuentra presente en la saliva. Esta prueba mide la cantidad de cortisol en sangre, orina o saliva.
Los niveles de cortisol en sangre (y en saliva y orina) oscilan siguiendo un patrón de variación diurno, de tal manera que aumentan temprano durante la mañana, disminuyen a lo largo del día y alcanzan su valor mínimo alrededor de la medianoche. Este patrón que se conoce como ritmo circadiano, cambia si una persona tiene un trabajo de turnos irregulares (como el turno de noche) y duerme a diferentes horas del día; además puede alterarse cuando algún trastorno limita o estimula la producción de cortisol.
El cortisol es producido y secretado por las glándulas adrenales o suprarrenales, dos pequeños órganos triangulares situados encima de cada uno de los riñones. La producción de la hormona está regulada por el hipotálamo y por la glándula pituitaria (hipófisis) que es un órgano minúsculo localizado en la parte inferior del cerebro. Cuando los niveles de cortisol en sangre disminuyen, el hipotálamo libera la hormona liberadora de corticotropina (CRH), que actúa directamente sobre la hipófisis induciendo la producción de ACTH (corticotropina u hormona adrenocorticotropa). La ACTH estimula a las glándulas adrenales para que produzcan y liberen cortisol. Para asegurar una correcta producción de cortisol es imprescindible que el hipotálamo, la hipófisis y las glándulas adrenales funcionen adecuadamente.
Se conoce con el nombre de síndrome de Cushing al conjunto de signos y síntomas que se observan cuando los niveles de cortisol en sangre están anormalmente elevados. Se pueden observar aumentos de la producción de cortisol en:

  • Administración de cantidades importantes de hormonas glucocorticoideas (como prednisona, prednisolona o dexametasona) en el tratamiento de distintos trastornos como enfermedades autoinmunes y algunos tumores
  • Tumores productores de ACTH, localizados en la glándula pituitaria y/o en otras zonas del organismo
  • Aumento de la producción de cortisol a consecuencia de un tumor o de un desarrollo excesivo (hiperplasia) de las glándulas adrenales
  • Muy raramente, tumores productores de CRH localizados en distintos puntos del organismo
  • Pueden observarse concentraciones disminuidas de cortisol:

  • Cuando existe un tumor hipofisario que inhibe la producción de ACTH o cuando la actividad de la hipófisis está disminuida - se trata de una insuficiencia suprarrenal secundaria
  • Cuando las glándulas adrenales están dañadas o presentan una actividad disminuida, limitando la producción de cortisol se trata de una insuficiencia suprarrenal primaria o enfermedad de Addison
  • Al dejar el tratamiento con hormonas glucocorticoideas, especialmente si el tratamiento ha sido prolongado y se deja rápidamente
  • ¿CUÁNDO DE SOLICITA?

    La determinación de cortisol suele solicitarse cuando una persona presenta signos y síntomas que sugieren un aumento de los niveles de cortisol y un síndrome de Cushing, como:

  • Hipertensión
  • Hiperglicemia
  • Obesidad, especialmente localizada en el tronco
  • Fragilidad cutánea
  • Estrías de color púrpura localizadas en el abdomen
  • Pérdida de masa y debilidad muscular
  • Osteoporosis

  • El cortisol puede solicitarse en mujeres con menstruaciones irregulares y aumento de vello facial; durante la infancia puede solicitarse si existe un retraso del desarrollo y una baja estatura.
    La prueba de cortisol puede solicitarse cuando una persona presenta signos y síntomas que sugieran unos niveles bajos de cortisol, insuficiencia suprarrenal o enfermedad de Addison, como:

  • Pérdida de peso
  • Debilidad muscular
  • Fatiga
  • Hipotensión
  • Dolor abdominal
  • Manchas oscuras en la piel - esto acontece en la enfermedad de Addison, pero no en la insuficiencia suprarrenal secundaria

  • A veces, se puede desencadenar una crisis adrenal por la combinación de unos niveles bajos de cortisol junto con estrés; esta situación puede poner en peligro la vida del individuo y requiere atención médica inmediata. Los signos y síntomas de esta crisis pueden incluir:

  • Dolor de aparición brusca localizado en el abdomen, parte inferior de la espalda o piernas
  • Vómitos y diarrea, que llevan a deshidratación
  • Hipotensión
  • Pérdida del nivel de conciencia

  • Las pruebas de supresión o de estimulación se solicitan cuando los hallazgos iniciales son anómalos. La determinación de cortisol puede solicitarse a intervalos regulares después de haber establecido el diagnóstico de un síndrome de Cushing o de una enfermedad de Addison, para monitorizar la eficacia del tratamiento.

    ¿QUÉ SIGNIFICA EL RESULTADO DE LA PRUEBA?

    Los valores normales de una muestra de sangre tomada a las 8 de la mañana son de 6 a 23 microgramos por decilitro (mcg/dL) o 165.53 a 634.52 nanomoles por litro (nmol/L).
    En personas sanas, la concentración de cortisol suele ser baja a la hora de acostarse y suele estar en el máximo a la hora de levantarse. Este patrón puede variar si la persona trabaja a turnos (como por ejemplo en el turno de noche) y duerme a diferentes horas del día.
    Una concentración normal o incrementada de cortisol por la mañana juntamente con una concentración que no disminuye por la tarde-noche sugiere una sobreproducción de cortisol y un síndrome de Cushing. Si esta sobreproducción no disminuye con la prueba de supresión con dexametasona, o si la concentración de cortisol está elevada en orina de 24 horas o en una muestra de saliva obtenida a medianoche, seguramente el aumento del cortisol se debe a un exceso de producción de ACTH a nivel de la hipófisis o por la presencia de un tumor fuera de la hipófisis, o bien por un exceso de producción a nivel de las glándulas suprarrenales. Otras pruebas adicionales permitirán determinar la causa exacta del exceso de cortisol.
    Si el cortisol está disminuido y el individuo responde bien a una prueba de estimulación con ACTH, seguramente el problema se debe a una producción insuficiente de ACTH por parte de la glándula hipófisis. Si el cortisol no responde a la prueba de estimulación con ACTH, es probable que el problema resida en las glándulas suprarrenales. Si dichas glándulas están hipoactivas, debido a una lesión o a una produccion insuficiente de ACTH, se dice que el individuo sufre una insuficiencia suprarrenal secundaria. Si el descenso en la producción de cortisol se debe a una lesión suprarrenal, se dice que existe una insuficiencia suprarrenal primaria o enfermedad de Addison.
    Una vez se ha identificado el problema y ha sido asociado a la glándula hipófisis, a las glándulas suprarrenales o a cualquier otra causa, el médico puede solicitar otro tipo de pruebas como una TC (tomografía computarizada) o una RMN (resonancia magnetica nuclear) para localizar la fuente del exceso de producción de cortisol (hipófisis, glándula suprarrenal u otro tumor) y evaluar la extensión de la lesión en dichas glándulas.

    ¿Es necesario realizar la prueba tanto en sangre como en orina o es mejor una muestra que otra?
    Si el médico sospecha un síndrome de Cushing, la prueba suele realizarse tanto en sangre como en orina, ya que proporcionan información complementaria. Es más fácil obtener la muestra de sangre, pero se afecta más por el estrés que la prueba de cortisol en orina. En algunas ocasiones la determinación de cortisol en saliva puede sustituir a la de cortisol en sangre.
    ¿Cómo se sabe que una concentración elevada de cortisol no se debe solo al estrés?
    El médico puede optar por diversos enfoques. El más simple consiste en realizar la prueba de nuevo en un momento en que la persona no se sienta muy estresada. El médico también puede administrar dosis variables de fármacos que sustituyen al cortisol (normalmente dexametasona) para ver si el cortisol disminuye. Normalmente se requieren múltiples pruebas para determinar si el aumento del cortisol se debe al estrés o a una enfermedad.

    Cortisol 12H
    Si ayuno

    ¿POR QUÉ HACERSE EL ANÁLISIS?

    Para facilitar el diagnóstico del síndrome de Cushing o de la insuficiencia adrenal primaria (enfermedad de Addison) o secundaria; para detectar trastornos que afecten a la glándula pituitaria o a las glándulas adrenales.

    ¿Estas buscando otra prueba?

    Si ya tienes claro que tipo de pruebas te han pedido, sólo tienes que buscar en nuestro listado de pruebas, donde te indicamos la prueba y su precio para que lo tengas todo claro desde el principio. Si no la encuentras contacta con nosotros, seguro que la tenemos.

    LISTADO

    ¿Como realizo mi pedido?

    Elige tu prueba

    Elige la prueba

    Sólo tienes que elegir cualquier tipo de panel o escogerte las pruebas que necesites para tu análisis y seguir la compra en el carrito.

    Registrate en la web

    Registrate en la web

    Rellena el formulario con tus datos para que tengas la plataforma donde podrás consultar todas tus analíticas.

    Consulta tus resultados

    Consulta tus resultados

    Desde tu área de cliente podrás consultar todos tus análisis y seguir así tu historial.

    ¿Quieres que te llamemos?