TAMBIÉN CONOCIDO COMO

Amilasa pancreática, amilasa salival

Principalmente para el diagnóstico y la monitorización de pancreatitis agudas, aunque también de pancreatitis crónicas u otras enfermedades pancreáticas.

¿Cuando hacerse el Análisis?

Si se tienen síntomas debidos a alteraciones pancreáticas, como dolor abdominal intenso, fiebre, pérdida de apetito o náuseas.

¿QÚE ES?

La amilasa es uno de los muchos enzimas sintetizados por el páncreas para facilitar la digestión de hidratos de carbono o carbohidratos. Esta prueba mide la cantidad de amilasa en sangre, en orina o a veces en fluido peritoneal.

La amilasa se sintetiza principalmente en el páncreas y se secreta a través del conducto pancreático hacia el duodeno (primera porción del intestina delgado), donde contribuye a la escisión de los carbohidratos de la dieta. La amilasa también puede producirse en otros órganos, concretamente en las glándulas salivales.

Normalmente, la amilasa está presente en sangre y en orina en pequeñas cantidades. Ante lesiones de las células pancreáticas, como en la pancreatitis, o cuando se produce una obstrucción a nivel del conducto pancreático, por ejemplo por cálculos biliares o más raramente por un tumor, se liberan cantidades importantes de amilasa hacia la sangre. En consecuencia, las concentraciones de amilasa en sangre aumentan y, puesto que la amilasa sanguínea se elimina por vía renal, también aumenta su concentración en orina.

¿CUÁNDO DE SOLICITA?

La amilasa se puede solicitar si un individuo presenta signos o síntomas sugerentes de alteración pancreática como:

  • Dolor abdominal intenso o dolor en la espalda
  • Fiebre
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas

La amilasa en orina puede solicitarse simultáneamente o bien después de la amilasa en sangre. Ambas pueden también solicitarse para monitorizar la eficacia de un tratamiento y para determinar si los niveles de amilasa aumentan o disminuyen a lo largo del tiempo.

¿QUÉ SIGNIFICA EL RESULTADO DE LA PRUEBA?

El rango normal es de 23 a 85 unidades por litro (U/L). Algunos laboratorios dan un rango de 40 a 140 U/L. (Unidades Internacionales Litro)

Los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre diferentes laboratorios.Dado que los valores de referencia dependen de muchos factores, incluyendo la edad del paciente, el sexo, las características de la población y el método utilizado, los resultados numéricos de los análisis tienen diferentes interpretaciones en distintos laboratorios.

Unos niveles elevados de amilasa en sangre suelen indicar la presencia de algún trastorno que afecta al páncreas.

En la pancreatitis aguda, los niveles de amilasa sanguínea a menudo aumentan entre 4 y 6 veces por encima del valor superior de referencia o límite alto de la normalidad. El aumento tiene lugar dentro de las primeras 4 a 8 horas después de que se haya producido la lesión y suele durar hasta que se trata y resuelve la causa de la lesión. Posteriormente, los niveles de amilasa se normalizan en pocos días.

En las pancreatitis crónicas, la concentración de amilasa suele ser moderadamente elevada al principio, sin embargo, no es raro que vaya disminuyendo a medida que progresa la lesión pancreática. En este caso, el hecho de que los valores de amilasa vayan disminuyendo no indica que la lesión se esté resolviendo,. La magnitud del incremento de los valores de amilasa no indica la severidad de la afectación pancreática.

Los niveles de amilasa pueden estar significativamente aumentados en obstrucciones del conducto pancreático y en cánceres de páncreas.

Normalmente, las concentraciones de amilasa en orina aumentan proporcionalmente a las de la sangre, y permanecen elevadas varios días después de que los niveles en sangre se hayan normalizado.

Los aumentos de amilasa en fluido peritoneal pueden obedecer a pancreatitis aguda pero también a otros trastornos abdominales, como obstrucciones intestinales o disminución del flujo de sangre en el intestino (infarto).

Si existe una disminución de la concentración de amilasa en sangre y en orina en una persona con síntomas de pancreatitis, debe pensarse en una lesión permanente de las células pancreáticas productoras de amilasa. La presencia de bajas concentraciones de amilasa puede atribuirse también a enfermedad renal o a toxemia del embarazo.

Un aumento de la concentración de amilasa en sangre junto a una concentración de amilasa en orina normal o disminuida pueden estar indicando la presencia de una macroamilasa. La macroamilasa no es más que un complejo (benigno) de amilasa y de otras proteínas que circula y se acumula en la sangre.

¿Aumentos de los niveles de amilasa significan siempre la existencia de alguna alteración pancreática?

No. Los niveles de amilasa también pueden estar aumentados en personas con cólicos (ataques) biliares. Los niveles de amilasa en sangre y orina pueden estar moderadamente elevados en muchas otras situaciones como cáncer de ovario, cáncer de pulmón, embarazo tubárico, apendicitis aguda, cetoacidosis diabética, parotiditis (paperas), obstrucción intestinal o úlceras perforadas. Sin embargo, en el diagnóstico o seguimiento de estos trastornos, no se utiliza la amilasa

¿Pueden afectarse las concentraciones de amilasa por la medicación que se está tomando?

Sí. Algunos fármacos pueden hacer aumentar los niveles de amilasa, como por ejemplo aspirina, diuréticos, anticonceptivos orales, corticosteroides, indometacina y opiáceos (como codeína y morfina). El alcohol también las puede hacer aumentar.

¿Cuál es la diferencia entre la S-amilasa y la P-amilasa?

La amilasa es una enzima que presenta distintas formas a las que se conoce como isoenzimas. Diferentes tejidos sintetizan distintas isoformas. La P-amilasa hace referencia al tipo de amilasa producida por el páncreas y la S-amilasa a la producida en las glándulas salivales. La P-amilasa aumenta en sangre cuando existe una lesión o inflamación del páncreas. La S-amilasa aumenta en sangre cuando existe una lesión o inflamación de las glándulas salivales. La medida de la amilasa pancreática (P-amilasa) puede ser de utilidad para determinar si el aumento de la amilasa total se debe a una pancreatitis aguda.

Amilasa
Si ayuno

¿POR QUÉ HACERSE EL ANÁLISIS?

Principalmente para el diagnóstico y la monitorización de pancreatitis agudas, aunque también de pancreatitis crónicas u otras enfermedades pancreáticas.

¿Estas buscando otra prueba?

Si ya tienes claro que tipo de pruebas te han pedido, sólo tienes que buscar en nuestro listado de pruebas, donde te indicamos la prueba y su precio para que lo tengas todo claro desde el principio. Si no la encuentras contacta con nosotros, seguro que la tenemos.

LISTADO

Pruebas relacionadas

¿Como realizo mi pedido?

Elige tu prueba

Elige la prueba

Sólo tienes que elegir cualquier tipo de panel o escogerte las pruebas que necesites para tu análisis y seguir la compra en el carrito.

Registrate en la web

Registrate en la web

Rellena el formulario con tus datos para que tengas la plataforma donde podrás consultar todas tus analíticas.

Consulta tus resultados

Consulta tus resultados

Desde tu área de cliente podrás consultar todos tus análisis y seguir así tu historial.

¿Quieres que te llamemos?