TAMBIÉN CONOCIDO COMO

Fluorescencia de anticuerpos antinucleares, FANA, perfil de anticuerpos antinucleares

Para evaluar ciertos trastornos de tipo autoinmune como el lupus eritematoso sistémico (LES) y el síndrome de Sjögren, entre otros.

¿Cuando hacerse el Análisis?

Si el médico sospecha que los síntomas pueden corresponderse con los de un trastorno autoinmune.

¿QÚE ES?

Los anticuerpos antinucleares o ANA son un grupo de anticuerpos producidos por el sistema inmune de una persona cuando no consigue distinguir adecuadamente entre estructuras propias y estructuras o sustancias ajenas. Estos autoanticuerpos atacan las propias células del organismo, causando signos y síntomas como inflamación de órganos y tejidos, dolores musculares y articulares, y fatiga. Los ANA van dirigidos específicamente contra sustancias del núcleo celular, y de ahí su nombre. El análisis de ANA detecta la presencia de estos autoanticuerpos en la sangre.

La presencia de ANA constituye un marcador de la presencia de un proceso autoinmune y se asocia a una gran variedad de trastornos autoinmunes, aunque lo más común es que la presencia de ANA se asocie a la enfermedad autoinmune conocida como lupus eritematoso sistémico (LES).

Los ANA constituyen una de las principales pruebas que se solicitan para diagnosticar una enfermedad autoinmune o para descartar otros trastornos con signos y síntomas similares. A menudo se solicitan posteriormente otros autoanticuerpos, como por ejemplo anticuerpos frente al antígeno nuclear extraíble, anti-dsDNA, anti-centrómero y/o anti-histona.

¿CUÁNDO DE SOLICITA?

Los anticuerpos antinucleares o ANA se solicitan cuando una persona presenta síntomas y signos asociados a lupus eritematoso sistémico (LES) o a otro trastorno autoinmune. Las personas con enfermedades autoinmunes pueden presentar una gran variedad de síntomas que son vagos e inespecíficos y suelen cambiar a lo largo del tiempo; además los síntomas pueden empeorar progresivamente o pueden existir alternancias de períodos con exacerbaciones y otros con remisiones. Algunos ejemplos de signos y síntomas incluyen:

  • Fiebre no muy alta
  • Fatiga persistente, debilidad
  • Dolor similar al de la artritis en una o más articulaciones
  • Erupción cutánea (en el lupus, con forma de mariposa en el área de la nariz y las mejillas)
  • Sensibilidad de la piel al sol
  • Pérdida de cabello
  • Dolor muscular
  • Hormigueo o entumecimiento en manos y pies
  • Inflamación y lesión de tejidos y órganos como riñones, pulmones, corazón, pericardio (membrana que recubre al corazón), sistema nervioso central y vasos sanguíneos

¿QUÉ SIGNIFICA EL RESULTADO DE LA PRUEBA?

Un resultado positivo a la prueba ANA indica que existen autoanticuerpos. En una persona con signos y síntomas este resultado sugiere la presencia de una enfermedad autoinmune, aunque se requieren pruebas adicionales para establecer un diagnóstico definitivo.

Pruebas que miden ANA o anticuerpos antinucleares

Cantidad de autoanticuerpo presente

Para detectar y evaluar los ANA se emplean dos tipos de pruebas:

  • Inmunoensayo (ensayo inmunoabsorbente o ELISA, enzimoinmunoensayo o EIA) - los resultados suelen informarse con un número y con unas unidades de medida arbitrarias (U)
  • Inmunofluorescencia indirecta - los resultados se informan como un título de anticuerpos. Los títulos se expresan en forma de cociente. Por ejemplo, un resultado 1/320 indica que después de mezclar una parte de sangre con 320 partes de un diluyente, todavía se detectan ANA

Patrón de fluorescencia celular

Un resultado positivo por inmunofluorescencia se traduce en un título de anticuerpos y en la descripción del patrón de fluorescencia observado. Distintos patrones se asocian a distintas enfermedades autoinmunes, a pesar de que puede existir cierto solapamiento. Entre los patrones más comunes destacan:

  • Homogéneo (difuso) - asociado a lupus eritematoso sistémico (LES), a enfermedad mixta del tejido conjuntivo y a lupus inducido por fármacos
  • Moteado - asociado a LES, síndrome de Sjögren, esclerodermia, polimiositis, artritis reumatoide y enfermedad mixta del tejido conjuntivo
  • Nucleolar - asociado a esclerodermia y polimiositis
  • Centrómero (periférico) - asociado a esclerodermia y CREST (entidad clínica caracterizada por la combinación de calcinosis, síndrome de Raynaud, disfunción esofágica, esclerodactilia y telangiectasias).

Un resultado positivo en un ELISA o EIA equivaldría a un resultado numérico superior al que el laboratorio indica como límite de referencia (umbral), es decir mínimo valor a partir del cual ya se considera un resultado como positivo.

Un resultado positivo por inmunofluorescencia se traduciría en un título de dilución y una descripción del patrón observado, por ejemplo "Positivo a una dilución 1:320 con un patrón homogéneo".

Con ambos métodos, cuanto más alto sea el valor informado, más probable será de que se trate de un resultado positivo verdadero.

Los ANA pueden sin embargo ser positivos en personas sin ninguna enfermedad autoinmune conocida y por lo tanto el resultado se debe evaluar teniendo en cuenta los signos y síntomas que presenta el individuo.

Los ANA pueden ser positivos antes de que la persona desarrolle y presente los signos y síntomas propios de la enfermedad autoinmune, por lo que puede llevar cierto tiempo interpretar el significado que puede tener un resultado de ANA positivo en una persona sin síntomas.

Trastornos asociadas a resultados ANA positivos

El trastorno más común es el lupus eritematoso sistémico (LES).

LES - Alrededor de un 95% de las personas con LES tiene los ANA positivos. Si una persona tiene también síntomas de LES, como artritis, erupción cutánea e hipersensibilidad al sol, es probable que tenga LES. Si es necesario, puede solicitarse otras dos pruebas (autoanticuerpos), los anticuerpos anti-ADN de doble cadena y los anti-SM (a menudo conocidos y solicitados como ENA), con la finalidad de confirmar el diagnóstico de LES.

Otros casos en los que los ANA pueden ser positivos incluyen:

  • Lupus inducido por fármacos - son varios los medicamentos que pueden desencadenar este trastorno, en el que se presentan signos y síntomas como en el LES. Si se deja de tomar los fármacos, los síntomas suelen desaparecer. Los fármacos que más frecuentemente se asocian a este tipo de lupus son hidralacina, procainamida, isoniacida y varios anticonvulsivos (antiepilépticos). Como este trastorno se asocia al desarrollo de autoanticuerpos antihistonas, la solicitud de esta prueba podría apoyar el diagnóstico de lupus inducido por fármacos.
  • Síndrome de Sjögren - entre un 40% y 70% de los individuos con este síndrome tiene un resultado positivo a los ANA. Aunque un resultado positivo apoya el diagnóstico, un resultado negativo no descarta esta enfermedad. El médico puede pedir otras dos pruebas (también anticuerpos ANA) que son los Anti-SS-A (Ro) y los Anti-SS-B (La). La frecuencia de autoanticuerpos anti-SS-A en personas con síndrome de Sjögren puede ser cercana al 90%.
  • Esclerodermia (esclerosis sistémica) - entre un 60% y 90% de los individuos con esclerodermia tiene un resultado positivo a los ANA. Otros tipos de ANA permiten distinguir entre las dos formas de esta enfermedad, limitada y difusa. La forma difusa es más grave. La forma limitada se asocia al patrón centrómero de ANA (y a la prueba anticentrómero) mientras que la difusa se asocia a autoanticuerpos anti-Scl-70.
  • También pueden observarse unos ANA positivos en personas con enfermedad de Raynaud, artritis reumatoide, dermatomiositis o polimiositis, enfermedad mixta del tejido conjuntivo y otras enfermedades autoinmunes. Si desea más información acerca de estas enfermedades, refiérase a Enfermedades Autoinmunes.

El médico se basará en los síntomas, las pruebas de laboratorio y en la historia clínica para establecer un diagnóstico. Como los síntomas pueden fluctuar, y aparecer y desaparecer, es posible que lleve mucho tiempo (meses a años) hallar un patrón característico que sugiera LES o cualquier otro tipo de trastorno autoinmune.

Con unos ANA negativos el diagnóstico de LES se hace muy poco probable. Normalmente, no es necesario repetir inmediatamente la prueba. De todas formas, y dado que las enfermedades autoinmunes cambian con el tiempo y cursan a brotes, puede ser útil repetir el estudio de los ANA al cabo de un tiempo, especialmente si los síntomas persisten o reaparecen.

Aparte de casos muy raros, el estudio de subgrupos de autoanticuerpos no es necesario si el individuo presenta un resultado negativo para ANA.

¿Por qué se llaman anticuerpos "antinucleares"?

Porque los anticuerpos antinucleares o ANA son autoanticuerpos dirigidos contra ciertas estructuras del núcleo de las células.

¿Cómo se explica que a pesar de que los ANA sean positivos, no se pueda concluir que existe un lupus?

Un resultado de ANA positivo indica que se tienen unas concentraciones de estos anticuerpos superiores a lo normal. Esta es una de las claves para diagnosticar el lupus y otras enfermedades autoinmunes, por lo que un resultado positivo puede asociarse a un lupus o a otro trastorno.

También puede suceder que simplemente se tenga una concentración de estos autoanticuerpos más alta de lo normal y que ello no repercuta de ninguna manera en la salud. Incluso en personas con lupus, los resultados de ANA pueden variar ampliamente - una persona puede estar en remisión con un cierto título de ANA y otra puede estar extremadamente enferma con el mismo título de ANA. Las enfermedades autoinmunes suelen tener efectos sistémicos en todo el organismo y son de por sí muy complejas. La interpretación de los resultados es responsabilidad del médico, que necesitará comparar los resultados con la gravedad de los síntomas durante un período de tiempo para realizar un diagnóstico definitivo. Este tiempo extra proporciona la oportunidad de descartar otras posibles causas de los síntomas. Pueden solicitarse como pruebas adicionales los anticuerpos anti-ADN de doble cadena (anti-dsDNA) y los anti-Smith, que confirmarían un diagnóstico de lupus en caso de ser positivos.

¿Es lo mismo LES que lupus?

Existen en la actualidad diferentes formas de lupus. LES (lupus eritematoso sistémico) es la forma más común con la que alguien se refiere el término "lupus". El término sistémico significa que puede afectar casi a cualquier órgano del cuerpo; ésta es la forma más grave de la enfermedad. Existen otras formas de lupus inicialmente limitadas a la piel y cuyos síntomas incluyen erupciones cutáneas de diferentes formas y localizaciones en el cuerpo; así, una erupción de aparición común es la que toma forma de mariposa, y aparece en la cara o zonas cercanas a ella. Si desea más información, refiérase a Lupus.

Anticuerpos Antinucleares (ANA)
Si ayuno

¿POR QUÉ HACERSE EL ANÁLISIS?

Para evaluar ciertos trastornos de tipo autoinmune como el lupus eritematoso sistémico (LES) y el síndrome de Sjögren, entre otros.

¿Estas buscando otra prueba?

Si ya tienes claro que tipo de pruebas te han pedido, sólo tienes que buscar en nuestro listado de pruebas, donde te indicamos la prueba y su precio para que lo tengas todo claro desde el principio. Si no la encuentras contacta con nosotros, seguro que la tenemos.

LISTADO

¿Como realizo mi pedido?

Elige tu prueba

Elige la prueba

Sólo tienes que elegir cualquier tipo de panel o escogerte las pruebas que necesites para tu análisis y seguir la compra en el carrito.

Registrate en la web

Registrate en la web

Rellena el formulario con tus datos para que tengas la plataforma donde podrás consultar todas tus analíticas.

Consulta tus resultados

Consulta tus resultados

Desde tu área de cliente podrás consultar todos tus análisis y seguir así tu historial.

¿Quieres que te llamemos?