TAMBIÉN CONOCIDO COMO

Apo A

Para conocer si se tiene o no una concentración adecuada de Apo A-I, especialmente si se tiene niveles bajos de colesterol HDL, y para ayudar a establecer el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular (ECV).

¿Cuando hacerse el Análisis?

Si las concentraciones de colesterol y de triglicéridos están aumentadas y/o existe historia familiar de ECV; cuando el médico pretende establecer el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas; cuando se está monitorizando la eficacia del tratamiento hipolipemiante (para disminuir los niveles de lípidos) y/o del cambio de estilo de vida.

¿QÚE ES?

La apolipoproteína A-I (Apo A-I) es una proteína que juega un papel específico en el metabolismo de los lípidos, siendo el principal componente proteico de las lipoproteínas de alta densidad (HDL, el colesterol "bueno"). Esta prueba mide la cantidad de apolipoproteína A1 (Apo-A1) en la sangre.

Las apolipoproteínas se combinan con los lípidos para transportarlos por todo el torrente circulatorio. Las apolipoproteínas proporcionan integridad estructural a las lipoproteínas y protegen los lípidos que repelen el agua (hidrofóbicos) situados en su centro.

La mayor parte de las lipoproteínas son ricas en colesterol o triglicéridos y transportan los lípidos por el organismo para que puedan ser capturados por las células. La lipoproteína de alta densidad (HDL, el colesterol “bueno”) es, sin embargo, como un taxi libre. Va a los tejidos y captura el exceso de colesterol, transportándolo de nuevo al hígado. En el hígado, el colesterol es reciclado para un posterior uso o bien es excretado hacia la bilis. El transporte reverso de HDL es el único mecanismo por el cual las células pueden eliminar el exceso de colesterol. El colesterol HDL ayuda a proteger las arterias y, si hay suficiente cantidad, puede incluso revertir el proceso de formación de placas de grasa; estas placas son depósitos debidos a la aterosclerosis que pueden provocar el desarrollo de enfermedad cardiovascular.

La apolipoproteína A es el conductor del coche. Activa las enzimas que cargan el colesterol de los tejidos a la HDL y permite que, al final del transporte, la HDL sea reconocida por los receptores del hígado y se una a ellos. Existen dos formas de apolipoproteína A: Apo A-I y Apo A-II. La Apo A-I se encuentra en mayor proporción que la Apo A-II (relación 3 a 1). La concentración de Apo A-I se puede medir directamente y tiene tendencia a aumentar y disminuir al mismo tiempo que la concentración de HDL. El déficit de Apo A-I parece correlacionar bien con un aumento del riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular.

¿CUÁNDO DE SOLICITA?

La Apo A-I puede solicitarse en personas con historia personal o familiar de hiperlipemia y/o enfermedad cardiovascular (ECV) prematura. También puede solicitarse cuando se quiere establecer la causa de la hiperlipemia o del aumento de colesterol (hipercolesterolemia) y/o se sospecha que puede ser debida a una alteración que provoca un déficit de Apo A-I.

La Apo A-I puede solicitarse junto con la Apo B para calcular el cociente [Apo A-I / Apo B] (usado a veces como indicador de riesgo de ECV, básicamente por ser un indicador del cociente entre colesterol “bueno” y “malo”).

También se solicita Apo A-I, junto con otras pruebas, para monitorizar la eficacia del tratamiento con fármacos hipolipemiantes, o de los cambios en el estilo de vida como una disminución de la ingesta de grasas de la dieta y ejercicio realizado de manera regular.

¿QUÉ SIGNIFICA EL RESULTADO DE LA PRUEBA?

Los valores de reerencia suelen oscilar:

Mujeres: > 140 mg/dl.

Hombres:> 120 mg/dl.

Dado que los valores de referencia dependen de muchos factores, incluyendo la edad del paciente, el sexo, las características de la población y el método utilizado, los resultados numéricos de los análisis tienen diferentes interpretaciones en distintos laboratorios. El informe de su laboratorio debe incluir el intervalo de referencia específico para sus análisis.

Los niveles bajos de Apo A-I suelen asociarse a niveles bajos de HDL y a una alteración de la capacidad de eliminación del exceso de colesterol en el organismo. Valores bajos de Apo A-I junto con valores elevados de Apo B se asocian a un aumento del riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV).

Algunas alteraciones genéticas conducen a déficit de Apo A-I (y por consiguiente a concentraciones bajas de colesterol HDL). Las personas con estas alteraciones tienden a tener hiperlipidemia y concentraciones más elevadas de lipoproteína de baja densidad (colesterol LDL o “malo”); con frecuencia sufren aterosclerosis avanzada. Estos trastornos genéticos constituyen causas primarias de deficiencias de Apo A-I.

Alteraciones de los niveles de Apo A-I se asocian también a otros factores. Algunas de las situaciones que contribuyen a disminuciones o a aumentos de Apo A-I se listan a continuación.

La Apo A-I puede encontrarse disminuida en:

  • Enfermedad renal crónica
  • Uso de fármacos como andrógenos, beta bloqueantes, diuréticos, y progestágenos (progesterona sintética)
  • Fumadores
  • Diabetes no controlada
  • Obesidad

La Apo A-I puede encontrarse elevada en:

  • Uso de fármacos como carbamazepina, estrógenos, etanol, niacina, contraceptivos orales y fenobarbital
  • Ejercicio físico
  • Embarazo
  • Reducción de peso
  • Toma de estatinas

¿Cómo se puede hacer aumentar la concentración de apolipoproteína A (Apo A-I)?

El ejercicio regular es una de las mejores formas de aumentar el colesterol HDL y la Apo A-I. Se puede disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas disminuyendo la ingesta de grasas saturadas, manteniendo un peso saludable y haciendo ejercicio regular.

¿Pueden medirse los niveles de Apo A-I en la propia consulta médica?

No. Para medir la Apo A-I se requiere de una metodología determinada y por este motivo la muestra se envía a un laboratorio.

Apolipoproteína A-1 (apo A-1)
Si ayuno

¿POR QUÉ HACERSE EL ANÁLISIS?

Para conocer si se tiene o no una concentración adecuada de Apo A-I, especialmente si se tiene niveles bajos de colesterol HDL, y para ayudar a establecer el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular (ECV).

¿Estas buscando otra prueba?

Si ya tienes claro que tipo de pruebas te han pedido, sólo tienes que buscar en nuestro listado de pruebas, donde te indicamos la prueba y su precio para que lo tengas todo claro desde el principio. Si no la encuentras contacta con nosotros, seguro que la tenemos.

LISTADO

¿Como realizo mi pedido?

Elige tu prueba

Elige la prueba

Sólo tienes que elegir cualquier tipo de panel o escogerte las pruebas que necesites para tu análisis y seguir la compra en el carrito.

Registrate en la web

Registrate en la web

Rellena el formulario con tus datos para que tengas la plataforma donde podrás consultar todas tus analíticas.

Consulta tus resultados

Consulta tus resultados

Desde tu área de cliente podrás consultar todos tus análisis y seguir así tu historial.

¿Quieres que te llamemos?