TAMBIÉN CONOCIDO COMO

Recuento de linfocitos T4, células T colaboradoras, células T supresoras, células T citotóxicas

Normalmente, cuando se ha diagnosticado una infección por VIH, para evaluar el sistema inmunitario; ocasionalmente también se determina en otras circunstancias.

¿Cuando hacerse el Análisis?

Si se ha diagnosticado recientemente una infección por VIH, para conocer el estado basal (en el momento del diagnóstico) del sistema inmunitario; entre 2 y 8 semanas después de empezar el tratamiento anti-VIH y después cada tres o cuatro meses si se continúa bajo tratamiento.

¿QÚE ES?

Las células CD4 y CD8 son células de la serie blanca de la sangre (glóbulos blancos o leucocitos) que se encargan de luchar contra las infecciones y juegan un papel muy importante en la función del sistema inmunitario. Se producen en la médula ósea, y acaban de madurar en el timo; circulan por todo el organismo encontrándose principalmente en la sangre, bazo y ganglios linfáticos. Los linfocitos T4 y T8 presentan en su superficie unos marcadores conocidos como CD (por sus siglas en inglés, cluster differentiation); el número de CD indica el tipo específico celular. La prueba que evalúa CD4 y CD8 mide el número de ese tipo de células en sangre, y juntamente con la carga viral del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH carga viral) y con los anticuerpos VIH (VIH anticuerpos) permite conocer el estado del sistema inmune en una persona que ha contraido la infección por el VIH.

Las células CD4 reciben también el nombre de células T colaboradoras (o cooperadoras). Ayudan a identificar, atacar y destruir bacterias, hongos y virus que afectan al organismo. Las células CD4 son la diana principal del VIH, el cual se une a su superficie, se introduce dentro de ellas y o bien se reproduce de manera inmediata destruyéndolas en el proceso o bien se queda en estado latente para reproducirse más adelante. A medida que el VIH entra en las células CD4 y se replica, y a medida que la enfermedad progresa, el número de CD4 en sangre disminuye progresivamente. Esta disminución puede persistir durante muchos años antes de que el número de células CD4 disminuya hasta un nivel crítico; a partir de ese momento, aparecerán los síntomas y signos propios del SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). Con el tratamiento, la cantidad de partículas víricas en la sangre disminuye con lo que la progresión de la enfermedad se enlentece y el número de células CD4 se estabiliza o aumenta.

Los linfocitos CD8 reciben también el nombre de células T supresoras o células T citotóxicas. Las células CD8 identifican y matan a las células infectadas por virus o afectadas por un cáncer. Así, al matar a células infectadas por el VIH y, puesto que estos linfocitos también producen sustancias que bloquean la replicación del VIH, juegan un papel muy importante en la respuesta inmune frente al virus.

A medida que la enfermedad progresa, el número de células CD4 disminuye en relación al número total de linfocitos y de células CD8. Para proporcionar una idea más clara de la situación del sistema inmune, los resultados de estas pruebas se expresan como un cociente entre el número de linfocitos CD4 y la suma de todos los linfocitos (porcentaje) o bien como un cociente entre CD4 y CD8.

Estas pruebas suelen utilizarse para monitorizar la progresión de la infección por VIH, aunque pueden solicitarse en algunas otras ocasiones, como en linfomas y en transplantes de órganos.

¿CUÁNDO DE SOLICITA?

Estas pruebas se solicitan junto con la carga viral cuando una persona es diagnosticada de una infección por VIH, para así conocer el estado basal del sistema inmune en el momento del diagnóstico. Las pruebas suelen repetirse entre dos a ocho semanas después de empezar o de cambiar el tratamiento anti-VIH. Si el tratamiento se mantiene, deben realizarse nuevamente cada 3 ó 4 meses.

¿QUÉ SIGNIFICA EL RESULTADO DE LA PRUEBA?

CD4 Valores normales : 500 a 1600 por mm3 de sangre.

CD8 Valores normales entre 375 a 1.100 por mm3 de sangre.

Los valores de referencia dependen de muchos factores, incluyendo la edad del paciente, el sexo, las características de la población y el método utilizado.

El recuento de linfocitos CD4 puede interpretarse en valor absoluto, como porcentaje respecto al total de linfocitos o como cociente respecto a los linfocitos CD8. En esta sección, se hablará de recuento o número de CD4 para referirse a cualquiera de estas tres maneras de expresar el resultado. Normalmente, el número de CD4 disminuye a medida que progresan la infección y la enfermedad por VIH. El recuento de CD4 puede variar respecto al anterior recuento a pesar de que el estado de salud del individuo no se haya modificado. Por este motivo, el médico considerará varios resultados del recuento de CD4 en lugar de limitarse a interpretar un único resultado; además, interpretará el patrón que siguen los recuentos de CD4 a lo largo del tiempo.

Si el número de CD4 disminuye durante varios meses, el médico probablemente cambiará el tratamiento anti-VIH y/o empezará algún tratamiento preventivo de las infecciones oportunistas, como la neumonía por Pneumocystis carinii (PCP) o la infección por Mycobacterim avium. Las células CD4 deberían de aumentar o estabilizarse si se ha producido una respuesta a una terapia combinada anti-VIH.

Según las directrices de salud pública, la terapia preventiva debería iniciarse en toda persona VIH positiva con un recuento de CD4 por debajo de 200 células por milímetro cúbico (mm3) de sangre, aunque no presente todavía síntomas. Algunos médicos optan por empezar el tratamiento antes, cuando el recuento está alrededor de 350 células/mm3. Los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) consideran que una persona infectada por VIH tiene SIDA cuando su recuento de CD4 está por debajo de 200 células/mm3, independientemente de si presenta síntomas o no.

¿Cómo se diagnostica una infección por VIH?

Normalmente, para el diagnóstico de la infección se utiliza una prueba de anticuerpos frente al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH anticuerpos), en las 2-8 semanas posteriores a la exposición al virus. Si esta prueba de cribado es positiva, debe confirmarse el resultado con otro método, por ejemplo un Western blot u otra prueba que permita discriminar entre VIH-1 y VIH-2.

¿Cuáles son las infecciones oportunistas que se pueden contraer si se está infectado por VIH?

Los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) consideran 26 infecciones oportunistas en la definición de SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). Si desea consultar la lista, acceda a este enlace.

¿Cuáles son las opciones terapéuticas si el número de CD4 alcanza cifras muy bajas?

El médico planteará a la persona afectada las distintas alternativas terapéuticas, comentando cuales pueden funcionar mejor. Si desea obtener información más detallada acerca de las distintas opciones terapéuticas, acceda a este enlace.

¿Se utiliza el recuento de CD4 en otras situaciones distintas de la infección por VIH?

Sí. Puede solicitarse en transplantes de órganos para evaluar el efecto de los tratamientos inmunosupresores. En los transplantes, es necesario suprimir el sistema inmune para que éste no ataque al órgano transplantado y ocasione un rechazo. En estas situaciones, interesa tener un número de CD4 bajo; este bajo recuento está indicando que el fármaco funciona. Puede solicitarse periódicamente el recuento de CD4 para monitorizar la eficacia del tratamiento.

La evaluación de los linfocitos CD4 y CD8 es útil a la hora de clasificar los linfomas. De manera característica, se estudian otros marcadores de superficie además de CD4 y CD8. Así, se puede conocer si el linfoma es debido a proliferación de células B o de células T, y el tipo específico de las células que proliferan. Esta información resulta útil de cara a establecer una terapia adecuada.

Por otra parte, estas pruebas son útiles para diagnosticar el síndrome de DiGeorge, un trastorno congénito raro caracterizado, entre otras cosas, por presentar un número bajo de células T en la sangre.

CD4, CD8, Recuento Absoluto con ratio y porcentaje
Si ayuno

¿POR QUÉ HACERSE EL ANÁLISIS?

Normalmente, cuando se ha diagnosticado una infección por VIH, para evaluar el sistema inmunitario; ocasionalmente también se determina en otras circunstancias.

¿Estas buscando otra prueba?

Si ya tienes claro que tipo de pruebas te han pedido, sólo tienes que buscar en nuestro listado de pruebas, donde te indicamos la prueba y su precio para que lo tengas todo claro desde el principio. Si no la encuentras contacta con nosotros, seguro que la tenemos.

LISTADO

¿Como realizo mi pedido?

Elige tu prueba

Elige la prueba

Sólo tienes que elegir cualquier tipo de panel o escogerte las pruebas que necesites para tu análisis y seguir la compra en el carrito.

Registrate en la web

Registrate en la web

Rellena el formulario con tus datos para que tengas la plataforma donde podrás consultar todas tus analíticas.

Consulta tus resultados

Consulta tus resultados

Desde tu área de cliente podrás consultar todos tus análisis y seguir así tu historial.

¿Quieres que te llamemos?