TAMBIÉN CONOCIDO COMO

Ciclosporina A

Para determinar la concentración de ciclosporina en la sangre y poder así establecer una dosificación adecuada, mantener unos niveles terapéuticos y detectar niveles tóxicos.

¿Cuando hacerse el Análisis?

Cuando se instaura el tratamiento con ciclosporina; normalmente se realiza una prueba diaria o bien 2 a 3 veces por semana y después de manera periódica hasta el ajuste o el mantenimiento de la dosis.

¿QÚE ES?

La ciclosporina es un fármaco inmunosupresor que se utiliza para disminuir las defensas naturales del organismo. Esta prueba determina la cantidad de ciclosporina en la sangre.

Cuando un individuo es sometido a un trasplante, su sistema inmunitario reconoce el órgano como extraño y lo atacará como si se tratara de un virus o una bacteria. La ciclosporina afecta a la capacidad de respuesta inmunitaria de ciertos tipos de glóbulos blancos (o leucocitos) frente a este tejido extraño. De esta forma el órgano trasplantado tiene más posibilidades de supervivencia y no será tan fácilmente rechazado por el sistema inmunitario del individuo. La ciclosporina se utiliza de manera rutinaria en el trasplante de riñón, corazón, hígado y otros órganos.

Las cualidades inmunosupresoras de la ciclosporina también son útiles para el tratamiento de los síntomas de algunas enfermedades, como las enfermedades autoinmunes. Estos trastornos se caracterizan por una reacción del sistema inmunitario hacia células o tejidos del propio organismo. En estos casos, la ciclosporina ayuda al control de la respuesta inmunitaria, disminuyendo la severidad de los síntomas. Algunos ejemplos de estas enfermedades son artritis reumatoide, psoriasis, anemia aplásica y enfermedad de Crohn.

La ciclosporina suele prescribirse en estos casos cuando los síntomas son graves, extensos e incapacitantes; normalmente, los síntomas y signos no habrán mejorado con otros tipos de tratamiento. La ciclosporina debe utilizarse con precaución y debe monitorizarse mediante análisis de sangre periódicos.

La determinación de ciclosporina en la sangre ayuda a asegurar que su concentración se encuentra dentro del rango terapéutico establecido. Si la concentración es demasiado baja, puede ocurrir un rechazo del órgano trasplantado (en el caso de trasplantes) o los síntomas pueden reaparecer (en el caso de enfermedades autoinmunes). También es importante asegurar que la concentración no es demasiado elevada, puesto que podría resultar tóxica.

¿CUÁNDO DE SOLICITA?

La determinación de ciclosporina suele solicitarse al inicio del tratamiento; a menudo se suele requerir una determinación diaria cuando se está estableciendo un pauta de dosificación. Una vez establecidas las dosis, pueden efectuarse determinaciones con menos frecuencia, cada uno o dos meses, o incluso con menor frecuencia. Sin embargo, la determinación puede realizarse más a menudo si la persona empeora o si se están tomando otros medicamentos que pueden repercutir sobre el metabolismo de la ciclosporina. Cualquier cambio observado en el estado metabólico de un individuo justifica una monitorización más continuada de los niveles de ciclosporina.

En trasplantes, suele empezarse el tratamiento a dosis muy elevadas para luego ir disminuyéndolas progresivamente, hasta establecer la dosis a largo plazo. En el caso de artritis reumatoide o psoriasis, si el individuo tolera bien el tratamiento, pueden ir incrementándose las dosis para ir mejorando los síntomas.

Con cada cambio de dosis, se requiere determinar la concentración en la sangre. La frecuencia de las determinaciones de ciclosporina depende también del tipo de órgano trasplantado, de la edad y del estado general de salud del individuo. Por ejemplo, en una persona que ha recibido un trasplante de hígado, se requiere efectuar determinaciones con más frecuencia, puesto que la ciclosporina es un fármaco que se metaboliza por vía hepática y una función hepática disminuida puede reducir el aclaramiento (eliminación) sanguíneo de ciclosporina.

También pueden solicitarse las determinaciones con más frecuencia cuando existe sospecha de rechazo renal o de toxicidad renal. Algunos signos y síntomas de toxicidad debida a ciclosporina son:

  • Lesión renal
  • Hipertensión
  • Temblores
  • Inflamación, sangrado, hiperplasia gingival
  • Hirsutismo
  • Hiperlipidemia
  • Disminución de la concentración de magnesio en sangre
  • Ictericia, coloración amarillenta de los ojos, orina oscura y heces descoloridas
  • Náuseas

¿QUÉ SIGNIFICA EL RESULTADO DE LA PRUEBA?

El rango terapéutico de la ciclosporina depende del tipo de trasplante, del tiempo transcurrido desde el trasplante así como del método utilizado para determinar la concentración del fármaco. No son comparables los resultados obtenidos de muestras diferentes o por métodos distintos. El médico debe guiarse por los valores de referencia del propio laboratorio para valorar el resultado de la prueba.

Si la concentración valle cae por debajo del rango deseado, existe un riesgo de rechazo, en el caso de un trasplante, o de recurrencia de los síntomas. Si los niveles están elevados, existe riesgo de aparación de efectos tóxicos.

En personas trasplantadas se determinan a veces concentraciones máximas en muestras obtenidas 2 horas después de la dosis del fármaco. Existe una correlación entre niveles elevados de ciclosporina en las muestras en el momento de la máxima concentración y menores tasas de rechazo, especialmente en el curso del primer año después del trasplante.

¿Durante cuánto tiempo es necesario mantener el tratamiento con ciclosporina?

En personas trasplantadas el tratamiento con ciclosporina dura todo el tiempo necesario mientras constituya el tratamiento de elección. Si existen síntomas de rechazo, incluso con niveles de ciclosporina dentro del rango terapéutico, se puede cambiar a otro fármaco inmunosupresor. Por otra parte, el riesgo de efectos tóxicos es mayor cuanto más tiempo se está en tratamiento con ciclosporina. Es por ello que el médico puede optar por cambiar el tratamiento inmunosupresor en personas que llevan dos o tres años con ciclosporina.

En el caso de enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide, la enfermedad de Crohn o psoriasis, sólo se administra ciclosporina cuando existen síntomas agudos o cuando los otros tratamientos no han resultado efectivos. No se recomienda que estas personas estén bajo tratamiento con ciclosporina durante más de un año puesto que la toxicidad aumenta con la duración del tratamiento. Se recomiendan períodos cortos de tratamiento o períodos intermitentes de doce semanas.

¿Quién solicita la determinación de ciclosporina?

La determinación de ciclosporina suele solicitarla un médico con conocimientos específicos de la enfermedad para la cual se prescribe este fármaco. El médico facultativo (cirujano, hematólogo, reumatólogo, etc.) suele estar muy familiarizado con su uso y entiende perfectamente la importancia de su monitorización.

Ciclosporina A
Si ayuno

¿POR QUÉ HACERSE EL ANÁLISIS?

Para determinar la concentración de ciclosporina en la sangre y poder así establecer una dosificación adecuada, mantener unos niveles terapéuticos y detectar niveles tóxicos.

¿Estas buscando otra prueba?

Si ya tienes claro que tipo de pruebas te han pedido, sólo tienes que buscar en nuestro listado de pruebas, donde te indicamos la prueba y su precio para que lo tengas todo claro desde el principio. Si no la encuentras contacta con nosotros, seguro que la tenemos.

LISTADO

Pruebas relacionadas

¿Como realizo mi pedido?

Elige tu prueba

Elige la prueba

Sólo tienes que elegir cualquier tipo de panel o escogerte las pruebas que necesites para tu análisis y seguir la compra en el carrito.

Registrate en la web

Registrate en la web

Rellena el formulario con tus datos para que tengas la plataforma donde podrás consultar todas tus analíticas.

Consulta tus resultados

Consulta tus resultados

Desde tu área de cliente podrás consultar todos tus análisis y seguir así tu historial.

¿Quieres que te llamemos?